jueves, 31 de marzo de 2011

Cuando te tengo


Cuando te tengo, no quiero separarme.

Cuando te abrazo, siento el inmenso

deseo de acariciarte.


Duerme tranquila sobre mi hombro.

Noche en vela, juntos y sin hablar

sólo la respiración se vuelve complice,

tú en mí... yo en tí...


Llueve, el agua corre

como pequeños ríos por el solar de la casa

y en su consuelo, te arrullo.


El Nahual 1984

No hay comentarios:

Publicar un comentario